Corro, luego existo

viernes, mayo 18, 2012


 La foto del móvil  no hace justicia al momento real


Corro, más o menos como antes de la maratón, pero menos rato. Rara vez paso de los 10 kilómetros, pero corro rápido, rápido para mi, la velocidad es relativa. Lo correcto sería valorar el esfuerzo, no la velocidad. Esto es como la parábola de los talentos, corro exigiéndome, empleo en ello todos mis pocos talentos. He incorporado las series a mi entrenamiento de forma habitual ¡Con lo que yo he renegado de ellas! recordad que soy un converso y no hay fe más furibunda que la del recién llegado. Un día a la semana me dejo llevar por esos cortos, a veces no tan cortos, momentos de sufrimiento autolimitado. Y me salen bien, como dicen los que saben: igualaditas y de menos a más. Se podría decir que disfruto de la sensación de control, de autoexigencia y de consecución del objetivo. Ver para creer...

También he vuelto  al gimnasio, al "musculismo variado" y a las agujetas que conllevan las primeras sesiones después de un parón con los hierros. No sé porqué mantengo este nivel de intensidad, no preparo nada y no tengo intención de pinchar mi camiseta con imperdibles hasta otoño. Creo que es porque me da pereza perder la forma, esta frase es una tontería en si misma. No me apetece dejarlo caer del todo y empezar a coger kilos, no todavía.

Ha sido la media maratón de mi ciudad y no la he corrido, ha pasado por delante de mis narices y no he ido ni a verla. Vi las flechas blancas pintadas en la calle y tuve algún momento de duda. Había un nuevo recorrido y este año sé que ha costado mucho sacar la carrera adelante. Con los restos de la maratón podía haber intentado hacer una marca digna, pero preferí ir andar en bici con mis hijas, por primera vez los tres juntos, eso también es la consecución de un logro. A la noche miré las clasificaciones y reconozco que sentí algo de envidia viendo nombres de amigos. No envidié a los que rondaban mi posible "uno cuarenta", envidié a los que tardaron dos horas, la ilusión del que debutaba y la satisfacción del que volvía después de una lesión de esas que te miedo en el cuerpo. Me sigo identificando más con los que corren al día siguiente de una celebración de esas en las que no "falta de ná", que con los depilados que corren deprisa. Echo de menos correr con mis amigos, ese es mi reto de momento, adapatar mi calendario al suyo. Algunos, con buena voluntad, me proponéis distancias increíbles y carreras de montaña, os lo agradezco, pero no. Respeto mucho a los que corren, andan o "corriandan" ultradistancia, pero no tengo curiosidad por saber que hay después de los 42.195 metros. Correré por monte pero no me busqueis en grandes desniveles ni en tramos muy técnicos, yo en esos sitios me tropiezo.

La cuenca de Pamplona estos días de primavera invita a correr, en realidad me gustaría poder volar sobre ella. Son los mismos colores y luces de todos los años, pero no por eso dejan de sorprenderme. El verde es más verde que nunca, el amarillo parece pintado por Hockney y empiezan  asomar mis queridas coquelicots.
Es curioso, tengo la sensación de ser el tío más cíclico del mundo, escribo, pienso y corro lo mismo cada año. El blog se hace mayor, la primera entrada sobre amapolas es del 18 de mayo de 2009. Soy un tío cansino.




Podéis ver a Hockney en el Guggenheim de Bilbao hasta septiembre, bueno, solo  sus cuadros

You Might Also Like

20 comentarios

  1. Piensa en hacer algo fuera de lo normal. Correr maratones de asfalto ya es algo normal para tí. cada año lo mismo: maratón de asfalto, vuelvo al gimnasio, me encuentro bien, corro más rápido. ¿y si te planteas algo fuera de lo normal como destrozarte las piernas en una maratón de montaña? ¿o un ultra? ¿o la madrid-segovia? Yo voy por ese camino para Octubre, eso sí, siempre me esperará mi maratón de asfalto.

    ResponderEliminar
  2. El estar en el mismo sitio, no es una mala señal,a veces es al contrario.Me gusta, pero contarlo puede ser aburrido, sobre todo para los demás. No quiero ultradistancia ni duras carreras de montaña, no me llama nada.... hoy en día

    ResponderEliminar
  3. Pues nada Alex, ahora a descansar (que te lo mereces) aunque joder! series y todo...? y nada, ya llegará el día en que se instalará el pensamiento ese de... me voy a apuntar a esta maratón!

    Seguro, y sobre la ultradistancia... qué acaso 42 kilómetros de tomo y lomo no es un ultra? Vamos, digo y convencido estoy yo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. He visitado el link de Hockney y mola ... aunque no pinte sobre patines. (CHISTE FÁCIL PROCEDENTE DE CONFUNDIR EL APELLIDO AL DEPORTE CON EL QUE SE IDENTIFICA).

    Lo de elegir familia por carreras es que ya nos hemos hecho muchas y se nos ha quitado la tontería y no estamos tan obsesionados como creemos.

    Lo de las ultras a mi tampoco me merece la pena, si preparo algo en serio será una Maratón. Lo de meterme en proyectos mayores supongo que vendrá con el tiempo, aun no claro, pero terminaremos en esas historias o en algo parecido, no me veo haciendo series toda la vida. Eso si, tendrá que ser algo muy brutaco, nada de mariconadas de 100 o por verdes praderas, tendrá que ser una Isostar Maratón o una de 200k por etapas, en plan "me voy para allá y a saber cómo termino".

    Las amapolas anuncian días templados, campos verdes y rejuvenecidos, no nos quedemos atrás.

    ResponderEliminar
  5. Pues tu marcate tus objetivos, el verano es largo y da para hacer muchos deportes distintos. La bici uno de ellos (tumbing en el sofa otro), o padel, tenis, incluso alguna carrera de cross, no son montaña y las distancias no van mas alla de los 10 km. Es una opcion muy buena a la espera del otoño.

    Un saludo
    Jose
    Viv@ la vida

    ResponderEliminar
  6. Pues tu marcate tus objetivos, el verano es largo y da para hacer muchos deportes distintos. La bici uno de ellos (tumbing en el sofa otro), o padel, tenis, incluso alguna carrera de cross, no son montaña y las distancias no van mas alla de los 10 km. Es una opcion muy buena a la espera del otoño.

    Un saludo
    Jose
    Viv@ la vida

    ResponderEliminar
  7. Por aburrir a los demás no sufras, siempre lo has contado todo desde un prisma distinto a la típica fórmula de km x semana...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Corras lo mismo cada año, o lo cambies,... lo importante es que disfrutes con ello.
    saludos!

    ResponderEliminar
  9. Lo de la tontería ésta de seguir corriendo y forzando después de la maratón debe de ser un virus.
    Mú malo.

    ResponderEliminar
  10. Lo importante es querer hacer algo. Qué más da si es correr con amigos o ir en bici con la family. Cuando nos ponemos la obligación de asistir a carreras esto pierde su encanto y emoción.

    ResponderEliminar
  11. seguro que un día sin darte cuenta encuentras de nuevo motivación para otro reto; mientras tanto disfruta

    ResponderEliminar
  12. Estoy como tú, aunque a mí me quedan un par de carreritas, pero no puedo estar más de acuerdo con tu comentario, no es malo estar en el mismo sitio, ya dicen que lo difícil no es llegar, sino mantenerse. Tampoco me atrae mucho el ultra, hay que emplear demasiado tiempo, pero si me ha gustado la reiteración,mantener alerta la motivación, acabar una Maratón y pensar que en 4 semanas tengo otra, y otra....repetiré.

    ResponderEliminar
  13. Esas series "igualaditas y de menos a más" son muy fáciles de escribir pero muy difíciles de hacer! Hacer los deberes con interés y buena letra seguro que pronto despierta el hambre de dorsal... Así te veremos... :)

    ResponderEliminar
  14. Se te echó de menos en esta edición de "Salvemos la foca monje", digo "Salvemos la media de Pamplona"... Hubiese tenido otro hombro para llorar más (aunque el tuyo me pilla en 3er piso) tras "petar" de forma espectacular a mitad de carrera...
    Tú te lo perdiste :) :)
    Bonita foto, yo la veo en multicolor.
    Ser cíclico mola. Sobre todo cuando los ciclos son buenos...

    A ver si alguna vez actualizo mi blog.

    ResponderEliminar
  15. A mi hoy por hoy me sigue pareciendo que preparar una maratón es lo suficientemente exigente, como para meterme en otras aventuras. saludos.

    ResponderEliminar
  16. Lo dificil no es mantener la motivación cuando tienes un reto a la vista sino mantenerla cuando no tienes nada cerca....

    Una vuelta muy chula de correr es la vuelta a la balsa de Zolina, puedes ir desde Pamplona o salir desde Badostain....ahora en primavera esta precioso todo aquello...

    Es un ejemplo de que correr por el monte o el campo no significa necesariamnete grandes desniveles.

    Si mi familia y el tiempo me lo permite intentaré hacerla el prox domingo...la última vez calculé mal el recorrido en google earth jeje

    ResponderEliminar
  17. Alex, no es malo ser cíclico, sobre todo cuando en cada iteracción subes un peldaño.

    Por edad algunos tenemos que ir pensando en otro estilo y objetivos mas lejanos.

    ResponderEliminar
  18. ¿Vistes las flechas en el suelo y no te inscribiste? Puff no creo que yo tuviera esa voluntad :)

    Disfruta del camino sea largo o corto, rápido o lento.

    ResponderEliminar
  19. También puedes comprarte un chándal de Tactel y correr con zapatos ;)

    ResponderEliminar
  20. Muy bueno el blog.
    Te recomiendo que veas las carreras que hay en esta página.
    tucarrerapopular.com

    ResponderEliminar

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe