San Fermín Marathon 2014, mi crónica

jueves, julio 03, 2014


Foto Carlos

Pongamos que vives en una pequeña ciudad de provincias en la que nunca hay conciertos y eres muy aficionado a la música y un promotor decide traer a tu ídolo: Bruce, los Rolling, U2, Dylan, los One Direction... (elige el que quieras) Pongamos que te preguntan sobre su repertorio para el concierto, aunque sabes que no te harán mucho caso, y que te dan posibilidades de asistir en una buena localidad. La hora, la fecha y el local no te gustan pero es tu  ídolo y siempre has querido verlo ¿irías? Si eres muy fanático seguro, si te gusta su música aunque nunca te desplazarías a otra ciudad a verlo puede que también.Yo en este caso estoy en el primer grupo, de todos es sabido que soy maratoniano convencido, pero no me gustan las maratones con poca gente ni las carreras nocturnas, pero ¡joder! es una maratón en Pamplona. Dicho esto no seré yo quien critique la maratón, hubo cosas que estuvieron muy bien, otras regular y algunas pocas mal. Lo bueno es que todas las malas tienen su explicación y  son mejorables. Hubo cariño y muy buena voluntad y eso es muy importante, luego están los gustos personales, yo tengo los míos y mi propia experiencia de la carrera que es única y distinta.Vamos con esa experiencia.

Foto Carlos

Preludio
Nervios, muchos nervios ¡pero si es la quinta¡ ya pero me puse muy nervioso creo que fue por la hora todo el día esperando se me hizo muy largo. Gracias a Dios el paseo con Novatillo,  Pingüina y cuadrilla y el posterior vermú al que se nos unió Jero sirvió para pasar un gran rato y hacer más corta la espera. con un ojo en las cañas y otro en el cielo de Mordor fuimos pasando el rato.

Los ratos inmediatamente anteriores a la carrera fueron geniales, orgullosos de posar con la camiseta morada de la Fundación Dravet y de saludar al mejor equipo del  mundo, echamos de menos a Alfonso, desde aquí le mando un abrazo y espero que vaya todo mejor. Las #muetasquecorren, los Beer Runners, muchos amigos corredores y otros que se acercaron a desearnos suerte. Mariposas en el estómago y emoción mucha emoción.

La carrera
A mi todo el "a San Fermín pedimos" y toda la prafernalia sanferminera me sobraba, no me gustan todas esas cosas fuera de San Fermín, "raruno" que es uno, pero supongo que es lo que tocaba y a la gente parecía gustarle.Yo en esos momentos me concentro y me pongo muy serio. Me emocioné deseando suerte a los amigos y en los primeros metros del Paseo Sarasate, estábamos corriendo un maratón en Pamplona y además rodeados de público.

Tenía muchas dudas, como siempre que te metes en los 42 kilómetros, pero sabía qué quería intentar, ¿y si hacía mi mejor marca en casa? Había entrenado fuerte, estaba motivado y conocía el camino. Tenía la carrera muy pensada como en Valencia.  Hasta el kilómetro 7 pensaba ir  a 5:10, y así fue, tranquilo y reservón, formando un pequeño grupo, dando palique e intentando frenarme. Pasado Landaben saqué el rumbo de gala, a 5 "pelao". Fueron mis mejores kilómetros, había entrenado mil veces por allí, era llano, me sentía arropado por corredores e incluso me atrevía a "chuliquerame" avisando a los foráneos de lo que venía. Me volví a emocionar al paso por el cementerio y poco a poco manteniendo el ritmo nos encaminamos hacia mi barrio. Allí me esperaba mi familia, otro gran momento, al cruzar a besar a mi hijas casi me atropella una bici que acompañaba a los corredores, mal el de la bici, se disculpó mil veces pero fue un imprudente metiéndose en una parte estrecha del recorrido con una bici. El paso por Curtidores fue impresionante, amigos, vecinos y público desconocido haciendo pasillo como si fuese el Tour ¡qué grande!. Tras pasar por Aranzadi seguía manteniendo el ritmo y las sensaciones y comencé a pillar a los de la media maratón. Sé que este cruce ha sido polémico y ha dado lugar a distintas opiniones, para mí fue positivo, no me molestaron y me sentía arropado, es más, los terminé echando de menos más adelante.
Llegué al paso por la media maratón en 1:47, de lujo, fantástico, demasiado bien... Del 21 al 28, venía lo peor, las cuestarracas. Para este parcial la excel decía que a 5:10, no lo cumplí, seguí adelantando gente de la maratón y de la media pero se empezaban a notar los kilómetros. Tras la última cuesta hice recuento de daños, sin dolores destacables pero con pocas fuerzas. Choqué la mano de mi sobrino que estaba de voluntario y le dije que avisase que iba bien, mentira. Aprovecho para darle las gracias a él y a todos los voluntarios y voluntarias, para mí ha sido el gran éxito de la carrera, fue una pasada el calor con el que animaban, la disposición y el cariño que nos dieron, y eso que algunos estaban verdaderamente solos.

Volvamos a la carrera. Un maratoniano solo, de capa caída y con el dorsal en descomposición por la humedad y el sudor. Un par de miradas al reloj confirmaron lo que ya se veía venir, iba a tocar sufrir. Volví a encontrarme con mis chicas en el Paseo Sarasate a la ida y a la vuelta, le avisé a mi mujer que iba "justito". Los de la media se fueron para meta y un rosario de corredores mutando a walkings deads nos alejábamos del centro por avenidas vacías en una noche de viento y lluvia. Una noria gigante iluminaba la noche y de vez en cuando una solitaria palabra de ánimo de un municipal o un voluntario me arrancaba un gracias o una sonrisa.
Ya sabía lo que me estaba pasando, ya lo había vivido antes, pero esta vez no me iba a dejar llevar.
Regla número uno: no mirar el reloj, ya llegaré, me da igual a 5:40 que a 6:20, el caso es llegar. Regla número dos: no caminar, no alivia y si me paro no arranco. Regla número tres: poco a poco, kilómetro a kilómetro, calle a calle, de esquina a esquina. Regla número cuatro: piensa en positivo, o por lo menos inténtalo, nadie te ha obligado a estar aquí.
Fue muy duro, muy difícil, un castigo excesivo para los maratonianos. Las pocas caras amigas de este tramo fueron un auténtico salvavidas ¡Cómo me alegró ver a Valen y Marta! El paso por una Ciudadela a oscuras iluminada por el móvil de un voluntario un calvario. En la Plaza del Castillo ya no quedaba casi gente, solo las  #muetasquecorren, me dieron mi último aliento. Paso a paso, calle Nueva, Plaza del Ayuntamiento, Chapitela, el último empujón del incondicional Irunsheme durante toda la noche y otro aplauso de #lasmuetasquecorren. Ya estaba, iba a caer la última. Saqué toda la rabia en meta. Lo conseguí, la mente había vencido al cuerpo, había aguantado ¡qué grandes son las maratones! Tenía la quinta, me fuí a 3 horas 45, la segunda parte me costó casi dos horas. #conceptoSub4horas, mi peor marca pero orgulloso de haber sacado adelante una situación complicada.  Ahí estaban mi familia ¡cómo animaron toda la noche!  nunca me cansaré de darles la gracias. Enseguida llegó mi amigo Camel, como dice él " finisher no sé si gracias a ti o por tu culpa".


video


Epílogo: 42195+799 m
Después de una noche sin dormir por culpa del cansancio y un gel de cafeina, guaraná y ginseng que me tomé en el 35 corrí la Carrera del Encierro apenas 11 horas después, llegué entre los cuatro últimos.¿Qué por qué hice eso? Una mezcla, de cabezonería, militancia y locura.


Destacado en cola de carrera. Foto: Julián Salvador
Gracias 
La lista es larga y no os puedo poner a todos. Pero me acuerdo de todas y cada una de las caras y de las palabras que me dedicasteis desde la orilla, a todos los que seguís el blog y me animáis, a todos los que curraron esa noche y a los que han hecho posible un Maratón en Pamplona en especial a Josetxo y por su puesto a mis mujeres.

500 historias diferentes
El domingo me encontré con un compañero del colegio, estaba desmontando la estructura de la salida, la noche anterior lo vi corriendo la maratón, hizo poco más de 3.30. se fue a dormir y al día siguiente estaba desmontando lo que había montado. Es maratón.

You Might Also Like

31 comentarios

  1. cómo no correr la maratón de tu ciudad si te gusta el maratón (No, no me equivocado al escribirlo en masculino y en femenino). Y lo de los fallos es previsible y disculpable en la primera edición.
    Por cierto, las dos primeras reglas las sé pero no las cumplo (miro el reloj y camino, pero puedo arrancar a correr)

    ResponderEliminar
  2. Muchas felicidades Alex!!! veo las fotos y pregunto..dónde están los demás corredores?! claro acostumbrada a ver fotos de maratones multitudinarios! ha debido ser duro correr de noche, con lluvia y con poco público! has superado los momentos de bajón pero te has marcado un buen crono!!
    Lo de competir en la noche es complicado, luego es imposible dormir! le pusiste la guinda en la carrera del encierro!!
    Te mereces un buen descanso! nuevamente muchas felicidades!!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  3. Felicidades Alex, esta se preveía dura y así fue, pero era obligada y luchaste esas 3h45' como un jabato, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. He tenido dos experiencias, y no, no me gustan las maratones con pocos corredores. Enhorabuena por añadir una mas de las muchas que te quedan en las piernas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bonita crónica y menudo día bueno que te ha regalado Mordor para escribirla.
    Que penita das en esa foto de la plaza del castillo, tan solo !!!
    Enhorabuena chaval, todavía me cuesta creer que andes metido en estos líos.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. ¡Enhorabuena, Alex! Toda mi admiración para ti, por ser tan valiente, por sacar fuerzas de donde no las hay, por ser ejemplo para muchos runner novatillos y por tu quinta.

    Encantada de conocerte, me hizo mucha ilusión.

    Espero verte otro día :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Que fáciles serían los maratones si controláramos todo, que fáciles serían si todo saliera como uno quiere, que fáciles serían...... pero entonces no serían un maratón, serían otra cosa. Te acuerdas que en Valencia parecía que le pillabas el punto, que parecía que lo conocías, pues esta vez, te ha dado una pequeña sacudida, para que no te despistes, para que sepas quien manda...... y por supuesto para que ahora, después del quinto, todavía le quieras más. Enhorabuena por el carrerón, porque eso es lo que has hecho un carrerón, en unas condiciones muy difíciles. Enhorabuena tío grande

    ResponderEliminar
  8. enhorabuena otra mas para el saco , suele pasar cuando creemos que le hemos cogido el royo y nos vemos de lujo ahi esta para llamarnos al orden jejejeje , gran maraton amigo

    ResponderEliminar
  9. Felicidades !! no hay quinto malo y en casa menos!

    ResponderEliminar
  10. En una primera edición de una maratón que hacen en casa hay que estar. Quizás el año que viene también, pero año tras año una carrera pequeña con soledad y nocturna desgasta mucho. Sólo tenemos un cuerpo y un par de balas maratonianas al año. Un abrazo y buena carrera.

    ResponderEliminar
  11. Muy chula tu crónica.
    En relación a la carrera a mí me gustó todo, aunque variaría el recorrido, si el Ayuntamiento colaborase... y no sé yo..
    Ese perfil con una temperatura acorde a junio hubiera sido una escabechina.
    Fue mi debut, así que no puedo comparar, pero a mí que me gusta correr solo y pasar por calles vacías...Hasta hay un dicho: la soledad del corredor de fondo.
    No solo me gusta pasar por calles vacías. También por otras con gente. Y si la gente es mi familia, la tuya o algunos de nuestros amigos pues entonces ya mola mucho.
    Ha sido un placer deshidratarnos estos domingos de primavera y reponernos a base de cañas.

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena Alex, se nota que te has disfrutado, y el tiempo, en escala Mordor va muy bien.
    Me alegro también por lo de tu patata, ya leí el anterior post

    ResponderEliminar
  13. Alex una Maratón salvada con oficio!!!, particularmente en asfalto me gusta sentir a la gente próxima, pero en montaña me encanta correr en soledad, rarito que es uno!!.

    Posiblemente esa Maratón saliendo algo antes sería mas animada, ¿no?

    ResponderEliminar
  14. Felicidades¡¡¡, otra en la saca y la verdad que eso de sumar maratones tiene todo el merito del mundo. Lo de la carrera del dia siguiente, impresionante, se ve que la maraton te dejo algo de fuerza, la justa para completar esa carrera del encierro y encima no llegaste ultimo, eres grande donde los haya Alex. Ir a 5:10 es ir tranquilo y reservon, que cuerpos teneis, que maquinas...que tios...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Enhorabuena Alex.
    Se torció la cosa y no pude ir por una operación urgente de la señora.
    Intente daros todos mis ánimos mentalmente.
    Los maratonianos sabemos que todo es muy largo, pero a cabezones no nos gana nadie.
    Todos estamos bien y ahora nos toca disfrutar de lo conseguido y sobre todo de SAN. FERMIN
    Aunque algunos estemos convalecientes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te echamos de menos sobre todo Gaiska, al día siguiente me lo contaron. Mucho ánimo para tu chica. Habrá más carreras

      Eliminar
  16. Enhorabuena Alex, maratón en tu ciudad y que son las que se corren más con el corazón que con la cabeza, la satisfacción de ver a la gente amiga y querida, animándote y valorando el esfuerzo y donde el tiempo es lo de menos, esas son las mejores carreras. Un saludo campeón.

    ResponderEliminar
  17. Felicidades Alex!!!.. Un maratón siempre es diferente y correr uno en casa, aunque no salga tan bien como esperas, siempre deja un gran recuerdo

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Felicidades, ya tienes muchas Maratones pero sobre todo ya tienes la de casa, luego lo del tiempo es una simple anécdota.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  19. ¡Enhorabuena por todo!, nos has mostrado unas ganas locas de hacer un maratón a la altura de Mordor y lo has conseguido, con una fuerza incleible y creyendo en ello...Felicidades por esa carrera .....hay que estar ahí y terminarlas.Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Cada Maratón es diferente y eso, madre mía, era Mordor en estado puro, querer hacer tiempo ahí era una temeridad pero disfrutar de tu ciudad y de los tuyos eso si era un planazo y de los buenos. Me alegra que pese a todo lo hayas disfrutado. Felicidades Finisher!!!!!

    ResponderEliminar
  21. Muchas felicidades!!! Es curioso, pero a muchos nos ha pasado que la de casa es la maratón en la que tenemos nuestra Peor Marca Personal y en la que más sufrimos... Pero no nos la podemos perder, ¿verdad? :)

    ResponderEliminar
  22. No te preocupes FELICIDADES!!! Sólo los maratonianos saben lo que se puede sufrir en una carrera. La marca no importa lo importante es el reto. Un abrazo.
    PD Aprovecho para darte a conocer mi blog "corriendo a mi aire",.....me picaste y he caído. Muchas gracias por tu blog y lo que representa

    ResponderEliminar
  23. Felicidades porque pese a todo, el quinto no te lo quita nadie, y puede que con el tiempo, esa épica que te llevó a terminarlo le convierta en un maratón mejor de lo que dicen los números. Además, correr en casa tiene que ser la bomba, espero comprobarlo en el maratón de Madrid del año que viene! ahora también te digo, que no has corrido un maratón niño, has corrido un ultra, que un rato después estabas dándole a la zapatilla otra vez, qué vicio! un beso enorme ;-)

    ResponderEliminar
  24. Felicidades Alex, ese quinto ya lo tienes, y además sufriendo, sobreponiéndote y disfrutando, tu cara al entran en meta lo dice todo, esa sonrisa te delata ;-)

    maratón duro como para hacer marca, espero poder correrlo algún año,
    lo dicho Alex, enhorabuena, un fuerte abrazo compañero

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. Tener una maratón en casa la convierte en fija y obligatoria, es así. Tiene lo bueno de que la infraestructura está todo a mano, el recorrido es conocido, no hay viaje ni cansancio extra y la ducha es en casa; es como un matrimonio concertado, de los de conveniencia, puede que no sea el que hubieramos elegido, pero la cosa está en sacar afecto donde en principio no lo hay.
    Lo de los 800m es chuliqueo de nivel.

    ResponderEliminar
  27. Y joder con Mordor, a las 3:46 ya es de noche.

    ResponderEliminar
  28. Después de una semana de desconexion, la resaca maratoniana es lo que tiene, vuelvo a leer crónicas de aquel día y la tuya me ha traído muy gratos momentos a la memoria. Esta maratón tenía que contar con tipos como tú, antes y durante. Está claro que no es una carrera fácil pero tampoco es indomable y lo demostraste. El chuliqueo del día siguiente demuestra que tú también debes ser algo indomable

    Fue un verdadero placer coincidir de nuevo contigo, y más en tu tierra, un anfitrión de lujo. Sin duda volvería a repetir esta carrera solo por a pasear por las calles de Pamplona como aquella mañana previa y vivir el buen ambiente que conseguisteis sus gentes.

    ResponderEliminar
  29. El Gran Alex... GRAN CORREDOR, GRAN MARCA (ya me hubiera gustado pillarla...) y GRAN PERSONA.
    Que pases un feliz verano ¡¡¡

    ResponderEliminar
  30. A mi todos los que corristeis este maratón me parecéis unos campeones. Es el maratón de casa pero la verdad es que no me llamaba nada, la hora, la fecha, el circuito. No era una carrera para marcas, era una carrera para sobrevivir, quizás por eso me daba tanta pereza porque me imaginaba a mi mismo sufriendo de noche, sin público y calor y pufff. Menos mal que en Pamplona había otros corredores que si se atrevieron con la distancia. Mi más sincera enhorabuena, 3h45 min en esta carrera me parece una gran marca

    ResponderEliminar

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe